Marcelo Hondarre (Toronto - Canadá)

Desde adolescente sentí atracción por temas de economía y administración de negocios. La Facultad de Ciencias Económicas de Tandil resultó clave a la hora de canalizar estas inquietudes, permitiéndome transformarlas en capacidad profesional y construir un medio de vida acorde a mi vocación.

 

 

Mi carrera profesional se ha desarrollado esencialmente alrededor de las finanzas; habiéndome desempeñado en tres firmas del sector bancario, dos de asesoramiento financiero, y una de energía (en funciones de riesgo crediticio, equity research, emisiones de deuda, mercado de dinero, inversiones, modelación y riesgos de portafolio); tanto en Argentina como en el exterior (Tandil, Buenos Aires, Chicago, Toronto). Actualmente trabajo como risk manager para un banco canadiense, en cuestiones vinculadas la gestión de riesgos de portafolio en EEUU y Canadá.

A través de los años he afrontado desafíos diversos e interactuado con profesionales provenientes de las más variadas disciplinas  (ingenieros, matemáticos, físicos, contadores, economistas, abogados) y regiones (Norteamérica, Latinoamérica, Europa, Asia, África), y a menudo egresados de escuelas de renombre mundial de EEUU, Inglaterra, China, etc.

Si bien además de la licenciatura en Tandil también realicé un master en la Universidad del CEMA y un MBA en Toronto, cabe destacar que  la formación de grado tiene un carácter central que no puede ser suplantado por programas avanzados. En este sentido, mi paso por Tandil me posibilitó una exposición temprana a cursos rigurosos enmarcados en una dinámica que facilitó la internalización de valores vitales para el desarrollo individual y el desenvolvimiento social (tales como disciplina, responsabilidad,  integridad, etc.). Los cursos formales (en áreas de matemáticas, estadísticas, microeconomía) cuya importancia suele ser soslayada, me proporcionaron el herramental analítico requerido para abordar problemas complejos y cursos avanzados de postgrado; mientras que los cursos aplicados (contabilidad, dirección, planeamiento, computación, etc.) resultaron útiles a la hora de resolver problemas de naturaleza más definida. En suma, los fundamentos adquiridos en la Facultad me proporcionaron  no sólo los conocimientos sino también las habilidades y actitudes necesarias para afrontar con éxito posteriores desafíos laborales y educativos; permitiéndome operar con versatilidad y efectividad en contextos multifacéticos complejos.

En mi opinión, la educación universitaria de grado tiene un rol crítico en cuanto a posibilitar la formación sólida en disciplinas básicas, la maduración social y la definición del carácter; impulsando a los jóvenes a la exploración de los propios límites, estimulando el autodesarrollo y la creación de sueños. En un mundo dinámico y complejo, estos atributos son ampliamente beneficiosos tanto para los estudiantes como para la sociedad en general.  En mi experiencia, la Facultad tuvo un desempeño  excelente en estas dimensiones, al haber no sólo proporcionado respuestas sino especialmente abierto nuevas inquietudes y nutrido incipientes expectativas; permitiéndome transformar potencial en capacidad de análisis, decisión, y ejecución. El impacto positivo de aquellos años en Tandil se extiende aun hoy en mi vida, tanto por la formación adquirida como por las experiencias humanas y las amistadas cosechadas.

La combinación de cursos relevantes, profesores competentes, y un entorno de fluida interacción social, crean un ámbito que estimula el espíritu e inspira a ser mejor. Estas características hacen de Tandil un verdadero activo, con el potencial de enriquecer la vida de todos aquellos que estén dispuestos al compromiso de vivir una experiencia universitaria intensa y única.

Contacto

Centro de Graduados

Horario de atención: de lunes a viernes de 8 hs. a 14.30 hs.

graduados@econ.unicen.edu.ar

0249-4439550/53 int. 127.

Campus Universitario de Tandil